Morena aprueba nueva Política Eléctrica

Fortalece a la CFE, según el dictamen, pero IMCO expuso que sustituye la regulación de empresas

Morena aprueba nueva Política Eléctrica
GANAN BATALLA ● Durante el debate, diputados de Morena tomaron la tribuna con pancartas, donde expusieron que les pagaba el pueblo. Foto: Especial

En medio de un ríspido debate entre legisladores, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó ayer, en lo general, la Reforma preferencial a la Ley de la Industria Eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador. Al cierre de esta edición, se perfilaba su aprobación también en lo particular, “sin mover ni una coma” a la propuesta original.

La Reforma recibió 304 votos a favor de Morena, PT y PES; 179 en contra del PAN, PRI, PRD, MC y Verde Ecologista y cuatro abstenciones. La oposición advirtió que es “una regresión autoritaria” para el sector eléctrico en México.

El dictamen de la Comisión de Energía planteó que los cambios a la ley son convenientes para el país porque rescata y fortalece a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), “garantizando la confiabilidad y seguridad del sistema eléctrico nacional manteniendo tarifas bajas, inclusive reduciéndolas”.

“Los cambios propuestos al marco normativo de ninguna manera implican la concesión de un trato preferencial a la CFE en detrimento de los competidores privados del mercado eléctrico mayorista, que en 2020 tuvieron una participación de 60.6 por ciento y así continuará. Por lo tanto, es falso que tenga la intención de impedir la libre competencia”, dijo Manuel Rodríguez, presidente de la comisión.

Óscar Ocampo, experto en energía del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), afirmó que la reforma cambia retroactivamente la ley, viola el T-MEC y sustituye “de manera arbitraria” la regulación para las empresas.

Agregó que 80 por ciento del costo de la energía se define por el valor del combustible y al dar prioridad a la CFE para el despacho eléctrico, la generación se va a encarecer.

Gabriela Siller, directora de análisis económico de Banco Base, dijo que la aprobación de la iniciativa en la Cámara de Diputados, es una “mala noticia para la inflación, la inversión fija, el crecimiento económico y la confianza en México”.

El debate se dio entre reproches y pancartas que, por una parte, descalificaron la política energética implementada por los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto; y por otra, censuraron los “apagones” de las últimas semanas y que se prioricen las energías sucias sobre las limpias, como la eólica.

La oposición advirtió una lluvia de amparos en tribunales nacionales e internacionales.

Por Nayeli Cortés, Iván E. Saldaña y Adrián Arias

avh 


Compartir