¡Mi BEBÉ deja la leche materna!: Sigue estos TIPS para iniciar la alimentación complementaria

Al superar la etapa de lactancia, sigue un proceso en la alimentación del bebé que puede ser un gran desafío; con estos tips, podrás superar la técnica

¡Mi BEBÉ deja la leche materna!: Sigue estos TIPS para iniciar la alimentación complementaria
¿Cómo comenzar con la alimentación complementaria? Los siguientes tips te ayudarán. Foto: Especial

Cuando eres mamá primeriza, todo da miedo y no sabes ni por dónde empezar, escuchas muchos consejos por todos lados y no hay nadie que no quiera dar su opinión, haciendo que te confundas más con las decisiones que estás tomando en ese momento.

Una vez que superas la etapa de la lactancia, viene una el gran desafío para tu bebé, en la cual tienes que preparar comida para  que  se pueda empezar la alimentación complementaria, es importante entender eso, que es “complementaria”, la leche sigue siendo la base de la alimentación en un bebé de 6 meses (que es cuando la OMS recomienda empezar esta etapa, ya que en este momento es cuando el sistema digestivo de los pequeñitos, está listo para empezar a recibir alimento), así que manos a la obra.

Primero por lo simple

Cada quien tiene su modo, y cada pediatra también, aunque lo recomendable es empezar por verduras, y después continuar con frutas, probaditas pequeñas y ver la tolerancia del bebé. No debes agregar nada de sal ni azúcar, el alimento en cuestión debe ir así, solito. Al principio seguramente no será mucho de su agrado, porque no está acostumbrado al sabor ni a las consistencias nuevas, pero no te preocupes que, con un poco de paciencia, tu bebé empezará a tener sus favoritos.

La siguiente etapa: Proteína

Cuando llegamos a la etapa de introducir proteína, siempre entra la duda de si es recomendable darles huevo… y la respuesta es sí, aunque es considerado como uno de los alimentos potencialmente alérgenos, es uno de los alimentos más completos en cuanto a proteína se refiere. Solamente tienes que asegurarte de que este muy bien cocido para evitar enfermedades como la salmonela, y al momento de empezar a dárselo al bebé, siempre empezar con la yema.

La forma en la que se recomienda es poco a poco, para ver la tolerancia que va teniendo, es decir, el primer día se debe empezar con un cuarto de yema, al día siguiente media yema y así continuar hasta terminar con el huevo completo.

Una vez que hayas dominado la técnica y que tu bebé ya se termine el huevo completo, puedes mezclarlo con alguna verdura y así empezar a crear distintos platillos para que tu bebé pueda disfrutar muchos sabores y texturas nuevas. Algo muy importante que tienes que recordar, es que siempre que empieces con un alimento nuevo, debes hacerlo solo, para ver si se tiene alguna respuesta alérgica, de ser ese el caso, elimina ese alimento e intenta con nuevos.

El reto de enseñarles a nuestros hijos a comer, es bastante grande, pero si lo hacemos con orden, paciencia y amor, vas a ver que muy pronto vas a tener un niño fuerte y sano al que le encante comer. No olvides agregar poco a poco todos los grupos de alimentos, para así tener una comida completa, pero eso es cuando el bebé sea más grande, primero a introducir la comida poco a poco.

 


Compartir