Abren espacio sonoro en La Condesa

Se trata de un área confinada en el Parque México con una curaduría de música para relajarse

Abren espacio sonoro en La Condesa
NUEVO ESPACIO. El área multisensorial fue una petición reiterada de los habitantes de la zona hacia la alcaldía Cuauhtémoc. Foto: Cortesía

La Alcaldía Cuauhtémoc, que encabeza Néstor Núñez López, creó el Audiorama Condesa, que busca atender demandas vecinales y brindar un espacio multidisciplinario de relajación y esparcimiento a la ciudadanía en el Parque México.

El Audiorama Condesa contará con una curaduría musical y un acervo literario que permitirá a los visitantes tener una experiencia multisensorial, además de que la música y la biblioteca se han integrado de forma colaborativa con vecinos, colectivos de la Cuauhtémoc.

Economía circular

El proyecto se ejecutó con un enfoque de economía circular, por lo que tuvo como pilares la mínima generación de residuos, la reducción de su huella de carbono y la reutilización de material proveniente de otras obras, lo que significó un ahorro.

Para ello se llevó a cabo la instalación de una barrera acústica vegetal con 430 bambúes. También la plantación de 230 nuevos arbustos, de dos especies diferentes; y la plantación de 350 metros cuadrados de pasto.

Así como el mantenimiento y saneamiento a todo el arbolado de la zona, que en conjunto, esta nueva masa vegetal generará mil 500 litros diarios de oxígeno.

Biblioteca Colectiva

Además, el Audiorama Condesa cuenta con una Biblioteca Fantasma de Acervo Dinámico integrada, en una primera etapa, por donaciones de la alcaldía Cuauhtémoc, la Brigada para Leer en Libertad A.C. y diversos visitantes y habitantes de la demarcación.

Se va a especializar en textos que hagan referencia a la Ciudad de México, en general, y a la zona de las colonias Roma y Condesa, en particular.

La biblioteca, al igual que el Audiorama, va a funcionar en un horario de martes a domingo, de 10 de la mañana a 6 de la tarde.

Aprovechamiento del espacio

Como antecedente, este espacio fue levantado en una área poco aprovechada del Parque México, donde anteriormente fue instalado un biodigestor en el 2000, mismo que pronto quedó obsoleto por el avance tecnológico.

Las y los vecinos insistieron, de forma reiterada a la alcaldía, la recuperación y rehabilitación de la zona que tenía una instalación de 400 metros cuadrados, empleada como bodega, restando suelo permeable a la superficie del parque, visibilidad y propiciando condiciones de inseguridad.

En este caso, el mobiliario fue elaborado por artesanos de la Colonia Condesa y Tequisquiapan, Querétaro. Además, también un espacio de los patos fue rehabilitado en este proyecto.

 


Compartir