¡Con el corazón roto! Covid-19 separa al MATRIMONIO más longevo del mundo

El matrimonio conformado por Waldaramina Quinteros y César Mora tenían 79 años de casados antes de que la muerte los separara

¡Con el corazón roto! Covid-19 separa al MATRIMONIO más longevo del mundo
El matrimonio conformado por Waldaramina Quinteros y César Mora, ha sido uno de los más longevos del mundo Foto: Pixabay

Al momento de contraer nupcias, los nuevos esposos juran amarse y siempre actuar como uno mismo “hasta que la muerte los separe” y esto fue lo que le pasó a un matrimonio de Ecuador. 

El matrimonio conformado por Waldaramina Quinteros y César Mora, ha sido uno de los más longevos del mundo, tanto así que incluso recibieron un récord guiness por este gran logro. 

Lo anterior se debió a que tenían 79 años de casados antes de que la muerte los separara, pues con las edades combinadas de ambos sumaban casi los 215 años de edad. 

Foto: Pixabay

El Covid los separa

Antes de que llegara la pandemia generada por el coronavirus Covid-19, la pareja Mora-Quinteros gozaba de una gran felicidad, pues después de jubilarse de docentes, el matrimonio disfrutaba al máximo cada día. 

Mucho tiempo del cual pasaban con su numerosa familia, pues llegaron a tener cinco hijos, nueve nietos, 22 bisnietos y 10 tataranietos, y todo era alegría en cada reunión familiar, antes de la sana distancia

La tragedia ocurrió, cuando la pandemia llegó a un punto muy alto en contagios, pues ya no era seguro estar con otras personas y salir a la calle, situación que a César lo deprimió mucho. 

“Este problema de la pandemia afectó terriblemente a mis padres, han tenido un bajón notable, sobre todo mi papá. Extrañan tener esta casa llena” señaló Cecilia Mora a la cadena CNN

Por tal situación, los hijos del matrimonio Mora-Quinteros cuentan que César, su padre, cayó en una depresión muy alta, al grado de requerir hospitalización, situación que complicó más el poder pasar tiempo juntos debido a las medidas sanitarias de distanciamiento, para después fallecer.

“Siempre un hombre tranquilo, respetuoso, cumplidor de todo lo que hay que hacer, pero me da pena también porque veo que la vida de él comienza a terminar y que yo le sigo, y que eso está bien”, recuerda con orgullo Waldramina

Foto: Pixabay

Cabe destacar que representantes de Guinness habían señalado que al otorgarles dicho premio de récord fue  “un gran honor y motivo de sano orgullo”


Compartir