Aquellos que inspiran, por Rocío Marfil

Para continuar con esta serie de inspiradores que he entrevistado en los últimos cuatro años en México, quiero seguir con una mujer extraordinaria: Eufrosina Cruz

Aquellos que inspiran, por Rocío Marfil
EUFROSINA. Es originaria de Santa María Quiegolani, uno de los 570 minucipios del estado de Oaxaca. Foto: Cortesía

Eufrosina Cruz Mendoza es esa mujer que todas queremos ser, pero que sólo algunas se atreven de verdad a ser.

La mujer que, hastiada de su realidad impune, de una realidad que duele, donde la vejación diaria, ejercida por los hombres de su familia y de su comunidad, sólo por haber nacido mujer, es sufrida cada día desde que amanece hasta que se pone el sol.

La sensación de que has nacido mujer para sufrir y para aguantar los agravios, y lo que te toque vivir sin derecho a cambiarlo ni siquiera a quejarte o siquiera pensar qué hay otra realidad para ti.

FUERZA. Es la fundadora de Quiego, organización con la que tiene el objetivo de luchar por la equidad de género en México. Foto: Cortesía

Pero Eufrosina no nació para eso, nació con una misión clara en esta vida: salir de la situación en la que vivió para demostrarle a las mujeres y a los hombres, no sólo de su entorno en Oaxaca, sino del mundo que, con no solo ganas, sino con voluntad y, sobre
todo, con mucha valentía, sí se puede cambiar la circunstancia en la que has nacido y te has criado.

Cuando se armó de valor, agarró una pequeña bolsa y caminó durante 12 horas con sus huaraches, desde su pueblo en la sierra de Oaxaca hasta la capital, para encontrarse con un mundo áspero y difícil, pero donde no quería que la vieran como una pieza de museo, sino como una mujer que había llegado para quedarse y para darle voz a tantas mujeres de tantas comunidades olvidadas, muchas veces por autoridades que necesitaban ser escuchadas y atendidas.

Foto: Cortesía

Y así pasó, Eufrosina Cruz se convirtió en la primera indígena que consiguió reformar la constitución de Oaxaca para garantizar el derecho de las mujeres a la participación política.

Ha dirigido el Congreso de Estado de Oaxaca, ha representado a México en numerosas conferencias internacionales de igualdad de género y desarrollo y, por supuesto, fundó Quiego, su organización dedicada a la lucha por la equidad de género.

Eufrosina es el ejemplo de cómo el color y la raza, y las circunstancias de donde vienes, no importan nada, si has venido a este mundo a hacer las cosas que quieres.

Para ella no hay obstáculos, no hay nada que le haga cesar en su constante empeño de luchar por tener una voz y dejar un mundo mejor para las mujeres no sólo de su comunidad, pero definitivamente de las mujeres en general, porque lo que ella vivió, lo  vivimos o hemos vivido de alguna manera todas en la vida.

Foto: Cortesía

No he conocido a alguien con tanto valor y, a la vez, con tanta dulzura en los ojos, y tanta empatía en sus palabras y en sus actos.

Es realmente una de las mexicanas que más hace por cambiar realidades y demostrar que el origen no define el destino, y alguien que no se puede dejar de admirar ni de seguir en cada paso que da, porque definitivamente Eufrosina Cruz Mendoza es ya una mujer histórica, y tenemos la suerte de tenerla entre nosotr@s

Con todo lo anterior, cómo no incluirla en mi primer libro de inspiradores mexicanos, " Those Who Inspire", y la volvería a incluir en el segundo, y en un tercero si pudiera, porque no puedo dejar de insistir en algo fundamental hoy en día y aplicable a todo género: la persistencia en erigir tus propios sueños es el mayor don que puedes tener, y hacerlos realidad para que los demás aprendamos de ti.

Mi querida Eufrosina Cruz, es la mayor inspiración que nos dejas a todos los demás, te admiro y ojalá nos pareciéramos todas a ti, y lleváramos un trocito de ti en nuestras vidas.

LOGRO ÚNICO

  • Se convirtió en la primera indígena en reformar la Constitución de Oaxaca.

POR ROCÍO MARFIL
BGM


Compartir