El poder del pueblo

Aspiramos a la construcción de un gobierno abierto que involucre a la sociedad en la toma de decisiones

El poder del pueblo
David Monreal / Colaborador / Opinión El Heraldo de México

Las formas de gobierno han evolucionado junto con el desarrollo de las sociedades. Cada época histórica, determinada por la forma en que nos organizamos para satisfacer nuestras necesidades, ha creado sus propias reglas del juego para la toma de decisiones. La tendencia ha sido transitar del gobierno de una sola persona, al gobierno de élites y, recientemente, cuando menos en México, al gobierno de las mayorías. Aunque las primeras elecciones federales en nuestro país se realizaron en 1824, hace casi 200 años, en aquel entonces Guadalupe Victoria consiguió convertirse en el primer presidente electo, aunque no fue por voto directo de la ciudadanía, sino por el voto de las legislaturas locales.

Durante dos siglos de vida independiente, el pueblo de México ha seguido luchando para que su voz sea escuchada. Los cambios políticos más importantes, como la Reforma y la Revolución, fueron periodos convulsos de enfrentamientos armados donde el pueblo puso la sangre pero los resultados, aunque de enorme relevancia, no fueron suficientes. Una vez culminada la Revolución, un largo periodo de presidencialismo y política de cúpulas se apoderó o creó las instituciones y marcó el rumbo de la nación. La población se encontraba ensimismada en las labores diarias y existía un analfabetismo político generalizado que permitía a la clase política operar en completa opacidad como una oligarquía.

Con el nuevo milenio, renació la esperanza de auténtica democracia. Por primera vez resultaba electo un presidente no surgido del partido oficial, pero la forma de gobernar no varió, las complicidades entre partidos hacían casi imposible pensar en un gobierno democrático comprometido con el pueblo. Andrés Manuel López Obrador tiene el enorme mérito de haber organizado un plan alternativo de nación surgido desde las bases, caminando a lo largo y ancho de la República y tocando a la puerta de las personas a las que nunca se les había preguntado cuáles eran sus anhelos y su visión de México. Tuvimos que soportar dos fraudes electorales, pero en 2018, logramos la primera auténtica transición y el inicio de la verdadera democracia.

En Zacatecas, como en buena parte del país, 2018 marcó un récord histórico de participación ciudadana, con aproximadamente 65 por ciento de la lista nominal, motivada principalmente por el voto masivo para el hoy presidente Andrés Manuel López Obrador y las y los candidatos que apoyaron el proyecto alternativo. Este año, para lograr que la Cuarta Transformación llegue a nuestro estado, esta tendencia debe continuar, pues el valor histórico de los resultados será enorme, no sólo para la entidad, sino para todo México.

El futuro de Zacatecas no se determinará nunca más por una persona o por un grupo de personas; nuestro destino nos pertenece y está en nuestras manos. Aspiramos a la construcción de un gobierno abierto que involucre a la sociedad en la toma de decisiones en los tres poderes a nivel local. Con unidad, una masiva participación ciudadanía y el uso de las nuevas tecnologías, el poder del pueblo trascenderá la jornada electoral para inscribirse en una nueva normalidad política que nos permita contribuir a la Cuarta Transformación de México, a superar el lastre de la corrupción que daña las instituciones y a entrar en el camino del bienestar.

DAVID MONREAL
COLABORADOR
@DAVIDMONREALA

avh


Compartir